EMPATÍA, 5 claves para el éxito

¿Qué es empatía? ¿Cómo potenciarla?

Empatía es una de las competencias emocionales más exigentes para el ser humano, porque implica escuchar, gestionar nuestros juicios, aceptar al otro como es, no pretender cambiarle y no hacernos cargo de su emoción. Potenciar esta habilidad mejora nuestra capacidad de comunicar, negociar, colaborar y liderar. 

La empatía consiste en aprender a conectar con los sentimientos y necesidades del otro desde el respeto propio y ajeno. Es estar presente y centrado en el otro, es escuchar a nivel racional y emocional, percibir su lenguaje verbal y no verbal. Implica bajar el volumen al diálogo interno.

¿Qué nota nos pondríamos hoy en empatía? ¿Con qué personas nos cuesta más y con qué personas menos? ¿Qué vamos a ganar si desarrollamos esta habilidad con quien más nos cuesta? ¿Qué obstáculos necesitamos afrontar para conseguirlo?

Os invito a practicar la empatía para ampliar perspectivas y enriquecer vuestro mundo con nuevas ideas y oportunidades. Es una habilidad social clave para aprender a escuchar y resolver conflictos, dos aspectos fundamentales para una convivencia sana.

Comparto 5 ejercicios que espero te ayuden a pasar de la buena intención a la acción: 

Empatía coaching

1. Durante 5 minutos, pon el foco en observar solo el lenguaje no verbal.

Aprovecha cualquier momento del día para escuchar de forma consciente el tono de voz del otro. Observa su postura corporal, la mirada, los gestos, los silencios o la ausencia de los mismo. Reflexiona sobre lo siguiente:

¿Qué emoción puede haber detrás de este lenguaje? Construye una historia, una conversación desde lo emocional, olvidándote de las palabras y mira el efecto que tiene esto en ti. 

Una buena forma de empezar a practicar esto es viendo escenas de películas sin voz e interpretar lo que le pasa a cada personaje. Puede ser una actividad divertida para realizar en familia.
 

2. Elige una persona al azar e imagina lo que le mueve a hacer lo que hace y cómo lo hace.

Fíjate en una persona. Observa lo que hace e imagina que hay detrás de esa conducta. Piensa en lo que puede estar deseando, sintiendo, qué le iluisiona y le frena. Podrás comprobar como la parte creativa y emocional de tu cerebro se va activando y cada vez te resulta más sencillo enfocarte en ello. 

Puedes realizar este tipo de ejercicio paseando, esperando en una cafetería, en una estación de autobús, tren o en el aeropuerto. Estos lugares son ricos en escenas que pueden servir para poner en práctica la empatía. Si además vas acompañado, te invito a compartir estas historias a modo de juego.


3. Comienza un encuentro o conversación mostrando interés y da espacio a la escucha.

Las preguntas abiertas son clave para practicar la empatía, pero es fundamental acompañarlas de un silencio para escuchar la respuesta y de un lenguaje corporal que muestre interés sincero en el otro y presencia. 

Prueba a cambiar el tipo de preguntas. En vez de “¿Qué tal? o ¿Cómo estás?”, utiliza “¿Cómo te ha ido el día? ¿Qué cosas buenas te han pasado? ¿Cómo te sientes? ¿Qué quieres contarme? ¿Qué te apetece hacer? ¿Qué necesitas de mí?"

Es importante mirar a los ojos y no tener cerca dispositivos electrónicos u obstáculos que interfieran en la comunicación. También es aconsejable no exponer en ese momento tu opinión sobre lo que dice. No se trata de lo que tú piensas, sino de lo que el otro cree o siente. Evita frases como "Tu problema es ...", "Ya te dije que…", "Sabía yo que iba a pasar esto…" "Lo que te pasa es ...."


4. Recoge y devuelve lo que la otra persona está compartiendo contigo.

La técnica del parafraseo ayuda a que el otro se vea reflejado en sus propias palabras y conecte con la emoción que puede estar experimentando. Además, nos da la oportunidad de verificar que lo que hemos escuchado es correcto.

Es importante evitar introducir juicios o emociones propias, y acompañar el mensaje de un "Entiendo que …. ¿Es así?”

Con ello la persona se sentirá más escuchada y comprendida, lo que le ayudará a pasar de hablar de hechos y juicios a emociones. Y esa es la clave de la empatía.

También puedes usar la técnica de la confrontación para que el otro vea sus propias incongruencias. Por ejemplo: "Me dices que estás disgustado porque quieres que tu hijo sea responsable, sin embargo también me dices que quieres que haga lo que tú quieres. ¿Cómo entiendes tú esto?”


5. Practica al menos 1 vez al día la técnica "salgo de mis zapatos y me pongo en los tuyos”

Busca una persona con las que te resulte más difícil ser empático y en este momento te genera algo de rechazo. Durante unos minutos esfuérzate en buscar la intención positiva de lo que hace, que hasta ahora no comprendes ni compartes. Pregúntate cuál puede ser la necesidad no cubierta de esta persona, los sentimientos ocultos que no sabe o no se atreve a confesar.

Según un principio de la PNL (Programación Neurolingüsitica), todo ser humano realiza la mejor conducta posible en función de la información de la que dispone en ese momento, basada en su sistema de creencias y valores, su experiencia y educación, sus hábtios, y por lo tanto su propia realidad. Por ello para ayudarte a hacer este ejercicio, te invito a hacerte estas preguntas:

  • ¿Qué emoción creo que oculta una persona que se muestra agresiva, vehemente, arrogante, sarcástica o soberbia?
  • ¿Qué va a ser diferente si soy capaz de ver lo que hay debajo de ese comportamiento? ¿Inseguridad, miedo a fracasar, a mostrarse débil, a perder autoridad, a no ser aceptado, a hacer el ridículo, al qué dirán, a no saber cómo gestionarlo?
  • ¿Qué va a cambiar si, antes de juzgar, observo la intención positiva? ¿Qué impacto tendrá esto en mí y en la relación?

Conectar con las emociones no nos hace débiles, nos hace humanos. Estoy convencida que al cabo de un mes te sorprenderás a ti mismo haciéndolo de forma casi inconsciente.

Mucho éxito y mucho disfrute practicado el arte de la empatía.

Por María del Mar Hidalgo de Cisneros 


Artículos relacionados

¿Escuchamos u oímos? ¿Estamos más pendientes de decir lo que “tengo” que decir o de escuchar lo que…
Empatía es una de las competencias emocionales más exigentes para el ser humano, porque implica…
Hay momentos en la vida donde nos sentimos poco importantes y fácilmente sustituibles, pero ¿qué…
¿Qué significa educar? ¿Qué debemos hacer o dejar de hacer al educar a nuestros hijos? ¿Cómo sabemos…
Todos nacemos creativos, pero ¿qué nos sucede con el paso de los años? ¿Por qué una inmensa mayoría…
En ocasiones tenemos buenos propósitos que finalmente no llevamos a cabo. ¿Qué nos impide…
Con frecuencia, no somos conscientes de nuestra propia responsabilidad ante una situación de…
Nos pasamos el año trabajando para conseguir llegar a las ansiadas y sin duda merecidas vacaciones.…
Una personita muy especial me ha dado una lección de vida que deseo compartir con vosotros. Desde su…
¿Cuántas veces nos han dicho “no pasa nada” cuando estamos pasando por un momento dificil o nos…
Somos hijos, padres, abuelos, esposos, amigos, compañeros, trabajadores, empresarios, aventureros……
Cada día me pregunto qué nos falta para dar pasos firmes hacia una situación de confianza entre las…
María del Mar Hidalgo de Cisneros Wilckens

+ 34 699 93 54 09

El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de María del Mar Hidalgo de Cisneros como titular del sitio web www.adracoach.com, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.

Política de Privacidad     Politica de Cookies

Método SELF®

Método SELF®programa motivacional para personas a partir de 40 años que quieren cuidar su YO, su SELF.

Nuevas estrategias para sentirse bien con uno mismo y con los demás, para afrontar momentos de cambio con confianza, disfrutar del presente y caminar con determinación y entusiasmo hacia el futuro.