CONFLICTOS, ¡bienvenidos!

¿Qué necesitamos para vivir los conflictos como una oportunidad de crecimiento y aprendizaje?

Con frecuencia, no somos conscientes de nuestra propia responsabilidad ante un conflicto. Además, no nos damos cuenta que nuestra forma de reaccionar habla más de nosotros mismos que del otro. Ponemos el foco en tener la razón, en conseguir nuestro objetivo, y olvidamos la importancia de escuchar, de ver más allá. El resultado son malinterpretaciones, distanciamiento.

¿Qué no impide ser empáticos sobre todo en momentos de tensión? 

Conflictos coaching

Comparto 4 claves que considero nos pueden ayudar a gestionar los conflictos de forma eficiente:

  1. Respeto mutuo. Si nos viésemos como un iceberg, nos daríamos cuenta que solo mostramos el 10% de nuestro ser. El 90% restante permanece oculto y es donde escondemos nuestras emociones, creencias y valores. Nos cuesta mostrarlo por miedo a que nos hagan daño, a sentirnos vulnerables o débiles. Por lo tanto, ¿qué sabemos realmente de las necesidades y emociones de la otra persona? 
  2. Parar cualquier tipo de pensamiento negativo, destructivo o tremendista. Es importante cuestionar nuestros propios juicios. Los juicios hablan de uno mismo. Podemos elegir en todo momento qué nos decimos. Es cuestión de práctica.
  3. Autorreflexión: ¿Merece la pena invertir tanta energía en defender mi opinión? ¿Para qué doy tanta importancia a tener la razón? ¿Qué me estoy perdiendo al no aceptar una opinión diferente a la mía? 
  4. Expresar sentimientos en el momento, lugar y forma adecuada. Además, es importante preguntar al otro también por sus sentimientos, necesidades o propuestas para solucionar el conflicto. ¿Cómo pretendemos entendernos si no nos expresamos desde la calma y la serenidad?

En un conflicto quien está frente a nosotros es otro ser humano. Si queremos resolverlo, os invito a aplciar la técnica de las 3 preguntas:

  1. ¿Qué tenemos en común, que nos une?
  2. ¿Qué es más importante que el tema en cuestión?
  3. ¿Para qué seguimos hablando de lo que nos separa?

Tomar la iniciativa y aplicar esta técnica es clave para vivir el conflicto como una oportunidad de aprendizaje, de crecimiento, de ampliar perspectiva y volver a conectar. Se trata de afrontar, no de enfrentar.

¡Mucho éxito! 


Por María del Mar Hidalgo de Cisneros.


Artículos relacionados

¿Cuántas veces nos han dicho “no pasa nada” cuando estamos pasando por un momento dificil o nos…
Somos hijos, padres, abuelos, esposos, amigos, compañeros, trabajadores, empresarios, aventureros……
Cada día me pregunto qué nos falta para dar pasos firmes hacia una situación de confianza entre las…
¿Escuchamos u oímos? ¿Estamos más pendientes de decir lo que “tengo” que decir o de escuchar lo que…
Empatía es una de las competencias emocionales más exigentes para el ser humano, porque implica…
Hay momentos en la vida donde nos sentimos poco importantes y fácilmente sustituibles, pero ¿qué…
¿Qué significa educar? ¿Qué debemos hacer o dejar de hacer al educar a nuestros hijos? ¿Cómo sabemos…
Todos nacemos creativos, pero ¿qué nos sucede con el paso de los años? ¿Por qué una inmensa mayoría…
En ocasiones tenemos buenos propósitos que finalmente no llevamos a cabo. ¿Qué nos impide…
Con frecuencia, no somos conscientes de nuestra propia responsabilidad ante una situación de…
Nos pasamos el año trabajando para conseguir llegar a las ansiadas y sin duda merecidas vacaciones.…
Una personita muy especial me ha dado una lección de vida que deseo compartir con vosotros. Desde su…
María del Mar Hidalgo de Cisneros Wilckens

+ 34 699 93 54 09

El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de María del Mar Hidalgo de Cisneros como titular del sitio web www.adracoach.com, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.

Política de Privacidad     Politica de Cookies

Método SELF®

Método SELF®programa motivacional para personas a partir de 40 años que quieren cuidar su YO, su SELF.

Nuevas estrategias para sentirse bien con uno mismo y con los demás, para afrontar momentos de cambio con confianza, disfrutar del presente y caminar con determinación y entusiasmo hacia el futuro.