INSUSTITUIBLE, dejando huella

¿Qué huella queremos dejar en los demás? ¿Sentimos que aportamos valor?

Si tu respuesta es afirmativa, ¡enhorabuena! Has logrado que tu trabajo, esfuerzo y cariño enriquezcan y sirvan a los demás. Por lo tanto, ocupas un puesto importante más allá de tu rol o función. ¿Cuánto te lo reconoces? Si no lo haces tú, ¿quién? 

Si por el contrario sientes que tu ausencia no dejaría huella, te invito a responder a estas preguntas: ¿Estás totalmente seguro de ello? ¿Quién te lo ha dicho? ¿Dónde estás poniendo el foco? ¿Qué depende de ti para sentir que aportas valor?

En mi opinión el primer paso es tomar consciencia de ello y conectar con nuestra fuerza interior, nuestro SELF.

A veces la mayor dificultad está en nuestra forma de interpretar lo que nos rodea, de ahí la importancia de educar nuestra voz interna para que nos cuide y saque de nosotros la mejor versión.  

La función principal de nuestro cerebro es la de sobrevivir. Por lo tanto si recibe una señal de peligro, nos activará para actuar en consecuencia. Si recibe amenazas constantes, nuestro cuerpo estará sometido a una gran tensión, producirá un exceso de cortisol que implica distrés, agotamiento, apatía, resentimiento o desconfianza. De ahí la importancia de cuestionarnos si esas amenazas son reales o el fruto de nuestras interpretaciones, juicios y creencias, ya que el cerebro cree todo lo que escucha.

Por ello te invito a practicar a diario un lenguaje interno positivo basado en hechos. No se trata de "buenísmo", sino de ser conciente que tan verdad es una interpretación negativa como positiva. Al hacer esto, estaremos cambiando nuestra forma de ver el mundo, de sentir y hacer. Nos habremos convertido en una fuente de inspiración insustituible para los demás.

Insustituible

Además te porpongo 5 acciones para dejar una huella profunda, duradera y positiva en los demás:  

  1. Fuera quejas. Menos "Es que..." o "Si, pero..", más "Voy a ..."
  2. Romper la rutina con pequeños cambios, un intercambio de mirada más largo de lo normal, un mensaje cariñoso que evite dar por supuesto que el otro sabe lo que sentimos, un gesto consciente de reconocimiento, una respiración profunda, una escucha sincera y respetuosa, una música que nos genere la energía necesitada, un silencio prolongado, risas, sorpresas, conversaciones contructivas acompañadas de una rica comida....
  3. Dar gracias antes de acostarnos por las cosas sencillas de la vida que en realidad son tan importantes (ver, oir, sentir, abrazar, hablar, andar, pensar, leer, comer, beber, bailar, correr, jugar, dormir..…)
  4. Poner el foco en lo que hemos hecho en el día, no en lo que falta. Menospreciar esto es poco inteligente. De forma incosnciente tendemos a hacerlo, por eso ser optimista es una heroicidad y requiere de entrenamiento constante
  5. Adiós a la culpa. No hemos nacido teniendo todas las respuestas. Aprendemos caminando, y comenter errores forma parte de ello. Sustituyamos culpa por responsabilidad, y asumamos solo la que nos corrreponde, no la de los demás.  

¿Qué vas a ganar si lo haces? 

También os invito a poner el foco en las emocionesno luchar contra ellas. Son nuestro compañero, nuestra guía. Nos dicen lo que necesitamos para lograr nuestros objetivos. El miedo nos aydua a estar alerta, a ser prudentes, a preparanos, planificar, pedir ayuda o poner límites. Nos hace ser valientes mientras no permitamos que nos frene o paralice. La tristeza es la emoción inteligente que nos ayuda a crecer y desarrollarnos. La rabia nos aporta justicia, el orgullo estatus, el amor pertenencia y un espacio seguro, la alegría plenitud. Las emociones concectan con nuestro potencial, nuestro SELF, y dejan huella.

¿Estás dispuesto a dejar esa huella positiva e insistiuble en los demás? 

¿Qué necesitas hacer diferente para liderar tu vida e inspirar a otros a que hagan lo mismo?

Nuestro bienestar impacta en el de los demás y deja huella. Aunque los conocimientos seas sustituibles, nuestro impacto emocional, nuestra actitud, no lo son.

¡Mucho éxito!

Por María del Mar Hidalgo de Cisneros 


Artículos relacionados

Somos hijos, padres, abuelos, esposos, amigos, compañeros, trabajadores, empresarios, aventureros……
Cada día me pregunto qué nos falta para dar pasos firmes hacia una situación de confianza entre las…
¿Escuchamos u oímos? ¿Estamos más pendientes de decir lo que “tengo” que decir o de escuchar lo que…
Empatía es una de las competencias emocionales más exigentes para el ser humano, porque implica…
Hay momentos en la vida donde nos sentimos poco importantes y fácilmente sustituibles, pero ¿qué…
¿Qué significa educar? ¿Qué debemos hacer o dejar de hacer al educar a nuestros hijos? ¿Cómo sabemos…
Todos nacemos creativos, pero ¿qué nos sucede con el paso de los años? ¿Por qué una inmensa mayoría…
En ocasiones tenemos buenos propósitos que finalmente no llevamos a cabo. ¿Qué nos impide…
Con frecuencia, no somos conscientes de nuestra propia responsabilidad ante una situación de…
Nos pasamos el año trabajando para conseguir llegar a las ansiadas y sin duda merecidas vacaciones.…
Una personita muy especial me ha dado una lección de vida que deseo compartir con vosotros. Desde su…
¿Cuántas veces nos han dicho “no pasa nada” cuando estamos pasando por un momento dificil o nos…
María del Mar Hidalgo de Cisneros Wilckens

+ 34 699 93 54 09

El Aviso Legal incluye todos los datos identificativos de María del Mar Hidalgo de Cisneros como titular del sitio web www.adracoach.com, así como cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual y/ o Industrial, responsabilidad, uso del Sitio Web, etc.

Política de Privacidad     Politica de Cookies

Método SELF®

Método SELF®programa motivacional para personas a partir de 40 años que quieren cuidar su YO, su SELF.

Nuevas estrategias para sentirse bien con uno mismo y con los demás, para afrontar momentos de cambio con confianza, disfrutar del presente y caminar con determinación y entusiasmo hacia el futuro.